ENVÍO GRATIS*
A todo Colombia
FELICIDAD GARANTIZADA
Si no estas content@. Te devolvemos tu dinero
ASESORIA DE ESTILO
Nuestros Style Consultants te ayudarán a elegir las gafas perfectas para ti
Maneras infalibles de cuidar de tus gafas

Para los que usamos gafas, nuestros lentes son mucho más que eso. Es ese objeto sagrado que complementa nuestro outfit, nos hace ver muy bien y lucir mucho mejor. Por esto, te traemos varias formas de cuidarlas en el día a día, para que te duren muchísimo y además puedas tener muchas.

 

1. Importancia de la limpieza

¿Que las gafas se limpian? Pues si. Es un objeto que está todo el dia en servicio, y necesita limpieza a diario. Puedes hacerlo en la noche, cuando te las quites, limpiando no solamente los lentes (eso también lo haces en el día cuando se ensucian por alguna razón), con agua y jabón suave. Empieza por sus patas, que todo el día tienen contacto con tu cabello y puede llenarse de sudor, grasa y polvo. luego limpia los lentes y por ultimo limpia el puente. Si tiene plaquetas, pasa un paño con cuidado sobre ellas para limpiar el exceso de sudor o grasa. Si son del mismo material de las gafas puedes hacerlo igual que con las patas. Haciéndo esto a diario no te tardas más de 5 minutos, y tendrás tus gafitas limpias y perfectas para usar. Y ni hablar de los beneficios para tu piel de tener siempre unas gafas limpias. ¡Uff! 

 

2. Ojo con la forma de quitártelas

En el día a día nuestras gafas pueden terminar siendo víctimas de un descuido. Así que, la recomendación es que seas muy consciente cuando las vayas a quitar. Nunca las quites halando únicamente de una de las patas. Esto lo único que va a hacer es aumentar el riesgo de que nos envíes un mensaje diciendo:  "Amigos de gato, las gafas se rompieron solas, me las quite y mágicamente se rompieron". Cuando te las quitas halando solamente de una de las patas, lo que estás haciendo es crear una tensión sobre la parte de la bisagra, que día a día puede que no aguante, y ¡pum!. Así que, al quitártelas, utiliza ambas manos, y hala de ambas patas. Sencillo.

 

3. El mantenimiento es muy importante

Como las usamos a diario, nunca le ponemos cuidado al mantenimiento de nuestras gafas. Es vital que cada 3-4 meses puedas revisar que todo esté marchando bien con ellas. Puedes enviarlas a una revisión al lugar que las compraste: allí podrán asegurar tornillos, retirar lentes y limpiar los canales, cambio de plaquetas o de terminales. Si las compraste con nosotros, puedes acceder a este servicio por 24.900. 

 

4. No los dejes al sol

El sol y las altas temperaturas puede ser inofensivo, pero afecta la mayoría de los materiales de las gafas. Por esto, la recomendación es clara y concisa: evita dejarlos expuestos al calor.



agosto 13, 2019 por Gato con Gafas

Deja un comentario

Ten en cuenta: Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados