¿Cómo saber que eres un prevista?


Las funciones del cuerpo humano van disminuyendo sus capacidades con el paso de los años. Esta disminución se puede ver también materializada en el deterioro del cristalino del ojo.

Cuando la vejez empieza a dar sus primeras manifestaciones, el cristalino del ojo puede perder su elasticidad, impidiendo que la visión sea la misma de cuando estabas en tus gloriosos años de juventud. Cuando esto ocurre, puedes estar frente a una afección conocida como vista cansada o prevista.

Lo que es

La prevista, o vista cansada, se presenta cuando la capacidad visual disminuye. En ese caso no podrás enfocar los objetos con absoluta precisión, y se te dificulta la apreciación a una distancia cercana.

Como se dijo anteriormente, esto ocurre cuando el cristalino del ojo pierde su elasticidad con el paso de los años.

La prevista está estrechamente ligada al envejecimiento del cuerpo humano y lamentablemente esta es una afección que no se puede prevenir, puesto que hace parte de un proceso degenerativo natural. Esto quiere decir que es un achaque de la vejez.

Ahora es cuando se entiende ese dicho que dice que “la vejez no llega sola”. Y cuánta razón tienen quienes acuden a esta frase, y la prevista o la vista cansada, es solamente un ejemplo de la veracidad de la misma.

¿Cuándo eres un prevista?

Eres un prevista cuando tienes dificultades para ver de cerca, cuando necesitas más iluminación para poder ver mejor, cuando sufres constantes dolores de cabeza, y cuando sufres de fatiga visual.

Dificultad para ver de cerca

Si siempre has tenido una buena visión, no solo para ver los objetos a la distancia, sino también para ver de cerca, y de momento empiezas a ver borrosa las letras de tus libros, es porque eres candidato a ser un prevista.

Necesitas más iluminación

Llega un momento en el que la iluminación no es suficiente, y por tal motivo necesitas más luz para poder apreciar con tu visión, de mejor manera, los objetos que tienes cerca.

Constantes dolores de cabeza

La frecuencia de dolores de cabeza, pueden ser productos de tu cansancio visual. Debido a que tienes que esforzarte para ver mejor, este esfuerzo conduce a desagradables y continuos dolores de cabeza.

Fatiga visual

Más que todo, cuando esta fatiga se presenta al término de la jornada, por lo mucho que has esforzado tus ojos para ver de cerca.

Consulta a tu especialista

Para corregir los problemas visuales asociados a la edad, es más que recomendable visitar a tu óptico por lo menos una vez al año.

Esta recomendación se hace teniendo en cuenta que muchas de las personas que tienen un problema visual, no acuden al especialista. Este se evidencia en que el 74% no visita al especialista cuando nota una deficiencia en la salud de su visión.

Los motivos por los que no se acude al óptico son por pereza, o porque no quieren afectar su estética personal al tener que usar lentes, entre otros. Primero la salud de tus ojos, no olvides eso.

Artículos relacionados


1 comentario


  • Juan Carlos

    Hola, me gusta mucho este blog y lo leo cada vez que puedo. En esta entrega creo que hay una confusión entre lo que llaman “prevista” y la condición que se presenta generalmente a partir de los 40 años llamada “presbicia”. Tal parece que solo es una confusión de la palabra utilizada.
    Ah! y para anotar a los miopes como yo generalmente demora un poco más en manifestarse que al promedio de personas.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados