¿Cuándo Usar Gafas de Descanso?


Encontrar personas que no usen gafas en su cotidianidad, es algo que resulta prácticamente imposible; pues son muchos los que, por una razón u otra, deben usar lentes para mejorar o darle descanso a su visión.

De igual manera nos encontramos, con igual grado de complejidad, a personas que estén menos de dos horas frente a una pantalla que irradia luminosidad. Las cifras informan de personas que tienen que estar hasta ocho horas diarias frente a su computador, por asuntos que corresponden a su trabajo.

Estar frente a una pantalla es una obligación

Estar frente a una pantalla ya no es una cuestión que busca solo la diversión de quienes usan un computador, tableta o teléfono celular, para jugar videojuegos o divertirse en la red; las actividades laborales y académicas también han encontrado lugar en este tipo de pantallas que afectan gravemente la salud visual.

Es momento de que empieces a cuestionarte por el número de horas que pasas en frente de una pantalla, y qué tipo actuaciones estás realizando para contrarrestar los efectos de la luminosidad que recibes durante la exposición.

Personas que necesitan gafas de descanso

Te puedes encontrar con personas que alardean de tener una visión perfecta, cosa que no podemos poner en duda porque la verdad es que sí existen personas que ven perfectamente, y tú puedes estar incluido entre ellas; no quiere decir esto que pueden prescindir del uso de gafas, pues unas gafas de descanso son las recomendadas para aquellas personas.

Síntomas y molestias

Las gafas de descanso son recomendadas porque esa persona, que dice tener buena vista, puede estar padeciendo los siguientes síntomas, producto de estar tanto tiempo frente a una pantalla:

  • Ojos irritados – rojos
  • Ardor  – molestia ocular
  • Dolor de cabeza
  • Tensión ocular
  • Cansancio prematuro
  • Lagrimeo
  • Molestia ocasionada por luces

Cualquiera de los síntomas anteriores te hace candidato inmediato para usar gafas de descanso, por lo que deberías separar una cita con tu especialista, para descartar, además, cualquier afección de índole ocular.

¿Qué son las gafas de descanso?

Las gafas de aumento son unas gafas con el mismo diseño que estás acostumbrado a ver: un marco, unos lentes, etc. No cuentan con ningún tipo de graduación, por lo que no son gafas con las que podrás ver mejor de lejos o de cerca, en caso de que tengas alguna afección que te dificulte la vista a determinada distancia.

No obstante, las gafas de descanso deben de cumplir con unas características específicas que le permitan cumplir con el objetivo de dar descanso a tus ojos. Además de brindarle protección y evitar que se esfuercen mucho cuando requieras de una visión más aguda.

Así deben estar hechas las gafas de descanso

Los gafas de descanso deben contar con unos lentes con una capa antirreflejo, que permiten protegerte de la luminosidad. De igual manera deben contar con la capacidad de protegerte de los rayos ultravioleta. Los lentes que uses pueden ser de cualquier material, pero recuerda que si elijes uno muy fino como el policarbonato, te van a durar más.

Artículos relacionados


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados