9 hechos acerca de los lentes que tal vez no conocías (hasta ahora).


Actualmente es algo normal: sentimos que no vemos muy bien, nos hacen un examen, y compramos unas gafas. Pero no siempre ha sido así. Nuestro gato te trae 9 hechos sobre los lentes para que conozcas más sobre un accesorio que ahora es un must have, sean de sol o medicadas.

1. Después de que muchos personajes de la historia evidenciaron las falencias de la visión con el paso del tiempo, fue sólo hasta el siglo XIII que monjes fabricaron los primeros lentes que funcionaban como lupas.

 

2. Las primeras gafas de sol están documentadas en el siglo XII y sus portadores fueron los jueces chinos que, para ocultar su mirada y no revelar sus veredictos, usaron cristales oscurecidos por primera vez mediante la técnica del ahumado. Sin embargo, dice la literatura, que los esquimales crearon el primer antecedente de este útil complemento hace más de 12.000 años. Ya en esa época, los pueblos esquimales hicieron gala del ingenio suficiente para fabricar con conchas, huesos o madera unos artilugios que reducían la cantidad de luz que entraba en los ojos, evitando así la ceguera que puede llegar a producir la luz del sol al reflejarse en la nieve.

 

3. Con el tiempo, Roger Bacon (monje de Oxford) probó de forma científica que la letra pequeña se podía aumentar con lentes esmeriladas de una forma determinada

 

4. En el siglo trece las fábricas de vidrio de Murano fueron las únicas capaces de producir vidrio dúctil, imprescindible para poder hacer gafas.

 

5. Los lentes de esta época tenían una montura de hierro, concha o madera. En aquella época había un solo modelo de gafas. Las primeras gafas posibilitaban la lectura a los hipermétropes.

 

6. 200 años más tarde se produjeron las primeras gafas parecidas a las actuales, cuando las gafas remachadas fueron sustituidas por gafas con montura. Ojo: pero solamente los ricos se podían permitir unas gafas hechas con una montura de hierro o bronce. 

 

7. En la Edad Media, poseer unas gafas significaba saber mucho y tener muchos estudios.

 

8. El mayor problema de estas primeras gafas eran las monturas. Resbalaban constantemente y, en muchos casos, eran tan pesadas que eran incómodas de llevar.

 

9. A finales del siglo dieciocho se pusieron de moda los monóculos. Estos empezaron a ser usados por la aristocracia y la élite, especialmente en Alemania e Inglaterra.

 

A principios del siglo veinte, las gafas adoptaron por fin su apariencia y diseño anatómico actuales. Hoy en día, las gafas se pueden encontrar en prácticamente cualquier forma y material. Así que, no olvides que puedes cuidar tu mirada con mucho estilo.

Artículos relacionados


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados